Regata San Prudencio. C.N. Vitoria

on . Posted in Regatas

Hay regatas que siempre quedan en el recuerdo de uno: la primera que disputas es, sin lugar a dudas, una de ellas.

El pasado fin de semana, como cada año por estas fechas, se disputó en aguas del embalse de Ullibarri-Gamboa un clásico de las regatas de vela ligera: la San Prudencio. Y allí se plantó Dani Peralta con una nutrida representación de optimistas que tenía como gran aliciente la incorporación de dos nuevas patronas que participaban por primera vez una regata fuera del embalse de Alloz. Xue Lizarazu y Julia del Val, se defendieron muy bien dando por bueno el entrenamiento hecho durante todo el invierno para poder llegar hasta aquí.

El resto del equipo: los veteranos Unai, Beatriz, Eneko y Juan seguro que les hicieron sentirse como en casa y poder disfrutar de las nuevas situaciones. Miguel Robles, novel también, pero que hizo su debut en Santander este año, también hacía su primera regata en este embalse tan cercano a nosotros.

En lo que a la competición propiamente dicha respecta, poco que decir. El sábado con un viento inestable que a mitad de la tarde daba un cambio brusco, dejaba inútil el campo de regatas marcado. Saldo de la jornada: dos mangas disputadas. La jornada del domingo: inexistente.

La clasificación en lo que al equipo navarro respecta quedó de la siguiente manera: Eneko Zubeldía (13º), Juan Eraso (16º), Unai Riesco (17º), Beatriz Eraso (21ª), Miguel Robles (29º), Xue Lizarazu (30ª) y Julia del Val (46ª).

En lo que al equipo de Laser respecta, este año ha sufrido muchas bajas debido al comienzo de la universidad de muchos de sus componentes. Oscar López y Álvaro Espuelas, veterano y rookie respectivamente, en 4.7 el primero y radial el segundo se defendieron bien en las pocas mangas disputadas de este San Prudencio 2018.

Share

 

logo-cvn

logo-env

 

logo-navarra

 

logo-campana