Regata RCNSS. 26-27 de mayo de 2018

on . Posted in Regatas

 

Desde estas líneas, regata tras regata intentamos compartir y transmitir lo vivido a lo largo de días de competición por nuestros chicos de las diferentes clases. Hoy damos un paso más allá para vivir esta vez la experiencia desde dentro, ya que será Oscar López regatista de la clase Laser 4.7 quién en primera persona no cuente como el equipo navarro vivió la experiencia. Os dejo con su relato:

“Nuestra hora de quedada fue a las 8:30 de la mañana, el día no pintaba bien dado que la lluvia parecía que iba ser nuestra inseparable compañera durante el fin de semana y los partes no auguraban nada mejor con máximas de 4 nudos para ambos días.

Ya en Donosti, la lluvia era constante y nuestro entrenador, Daniel, nos recomendó que nos pusiéramos los neoprenos para descargar y así lo hicimos. Durante los primeros compases de la jornada la lluvia pasaba de fuertes chaparrones a constantes txirimiris, no obstante poco después de las 12:00 h. el día aclaró y con unos 4-6 nudos de componente noreste nos sacaron al agua a un campo de regatas un tanto “peculiar” –lo dejaré ahí-. No obstante este paréntesis en el clima sólo duró unas pocas horas e inmediatamente después de acabar la manga una tormenta se acercó por el oeste y el comité decidió poner a la flota a salvo en tierra.

Una vez dentro de la bahía y especialmente en el puerto, el viento era inestable y jugó una mala pasada a los más novatos de la regata, no obstante no hubo que lamentar ninguna rotura ni desgracia mayor.

Con esto acabó la primera mitad de esta aventura, teniendo como mejor colocados a Óscar López – un servidor ;) – en posición 10ª de Laser 4.7 y a Eneko Zubeldía en posición 25ª de Optimist,

   Pasamos la noche en un albergue en las afueras la ciudad y a la mañana siguiente, la jornada no pintaba mucho mejor. El parte seguía sin indicar ni el más mínimo atisbo de viento pero los navarros en general estábamos decepcionados con nuestras posiciones del jornada anterior y teníamos ganas de salir a regatear. No obstante tuvieron que pasar varias horas de aplazamientos en tierra hasta que una tímida brisa de componente norte convenció a la organización de la regata para sacar a la flota al agua. Dada la escasez de viento y la dirección del mismo, tuvimos que ser remolcados con las neumáticas de los entrenadores para llegar a tiempo para la salida. Una vez allí, el viento era inestable y tras una salida general por parte de los optimist ( falló el proceso de la misma, lo que obligó a repetirla), el viento roló y el comité dio por finalizada la regata, en esta ocasión la vuelta a tierra fue más tranquila y con un ligero txirimiri cargamos los barcos y el material.”

Gracias Oscar por compartir con nosotros como se siente la regata con los pies mojados. Creo que vamos a repetir esto.

Share

 

logo-cvn

logo-env

 

logo-navarra

 

logo-campana